Jerónimo Pernías, arquitecto de Grigadale

La casa de Grigadale reflejada en la laguna en una mañana otoñal.

La casa de Grigadale reflejada en la laguna en una mañana otoñal.

La casa principal en Grigadale fue construida entre 1993 y 1994, según el diseño del arquitecto Jerónimo Pernías. Su señora Stella ha compartido algunos recuerdos de lo que fue para Jerónimo la experiencia de crear una casa según los requisitos de Bridget y Duncan. (Las fotos se pueden ampliar haciendo click sobre ellas.)

Jerónimo conocía a Bridget y Duncan socialmente, fundamentalmente del club de verano La Virazón . Un buen día suena el teléfono en casa y era Bridget que quería una entrevista con Jero, más o menos ya le había adelantado por teléfono la razón por la cual lo llamaba, así que partió a encontrarse con Bridget y Duncan. Al regreso traía consigo un cuaderno bastante voluminoso, obviamente le pregunté cómo le había ido, me contestó que le había ido bien, pero que tenía que leer detenidamente ese cuaderno, pues ahí estaban los requerimientos de la casa de Bridget y Duncan que se iba a realizar prácticamente en el medio de un potrero. Mi comentario fue: “¿Te animás a cumplir los requisitos?” A lo que respondió: “Para mí es un desafío.”

Maqueta de la casa por Jerónimo Pernías. Esta es la fachada de la casa que da hacia la laguna.

Maqueta de la casa por Jerónimo Pernías. Esta es la fachada de la casa que da hacia la laguna.

Aclaro algunos requisitos: el living tenía que ser octogonal, siendo cuatro los hijos del matrimonio y cada uno con distintos hobbies, cada uno tenía que tener su espacio en una serie de balcones que daban sobre el living: el que tocaba el piano no tenía que molestar con la música a otro que le gustaba estudiar las estrellas, a otro leer, a otro el tema del campo, y fundamentalmente la casa tenía que tener dos fachadas: de un lado ser castillo y del otro un rancho de la pampa. Bueno, con todos estos detalles se puso a trabajar en el tema, pero cuál fue mi sorpresa cuando una noche – más bien dicho, una madrugada – pegó un salto de la cama y me dijo: “¡Lo tengo!” Inmediatamente plasmó en el papel lo que tenía en la cabeza y empezó el anteproyecto, una vez finalizado concertó nuevamente una entrevista con Bridget y Duncan. Un poco con susto y otro poco con incógnita partió. El resultado: un éxito (aparentemente había interpretado muy bien los requerimientos). Hubo uno que otro cambio, pero como generalmente hacía, logró convencer a sus clientes del por qué resolvía las cosas de una forma u otra.

Maqueta de la casa, fachada sur, con la puerta principal

Maqueta de la casa, fachada sur, con la puerta principal

Así comenzó la construcción de Grigadale: a partir de entonces se dedicó en cuerpo y alma a la obra y el teléfono en casa no dejaba de sonar día, noche, feriados, en fin la relación Bridget–Duncan–Jerónimo se hizo muy fuerte. Cuando Bridget le quería hacer algún cambio, él con toda calma y parsimonia le daba vueltas hasta que conseguía seguir adelante con su idea. Una anécdota graciosa fue el tema de la bañera para el baño de Bridget y Duncan. Jero había calculado una bañera standard, Bridget le dijo que de ninguna manera: ella necesitaba una bañera con ciertas dimensiones. Para demostrarlo llamó al albañil y lo hizo sentar frente a ella, Jero no entendía nada y la miraba atónito, ella le explicó que a la tarde a la hora del whisky, ella y Duncan se encontraban en la bañera para conversar sobre las actividades del día; resultado: hubo que hacer una bañera a medida.

La casa recién terminada, vista desde la laguna

La casa recién terminada, vista desde la laguna

Cuando la obra concluyó la satisfacción de Jerónimo fue muy grande a pesar que nunca demostraba mucho, era en realidad la primera obra que al terminar se lo veía feliz pues había resuelto su desafío. Por otro lado había trabado una amistad muy grande con Bridget y Duncan quienes además se encargaron de recomendarlo para futuras obras que lo tuvieron ocupado hasta sus últimos días. Siempre estuvo muy agradecido a ellos, fundamentalmente a Bridget que organizaba sus comidas para lucir la casa.

Stella Pernías

La casa recién terminada, vista desde el sur.

La casa recién terminada, vista desde el sur.

Esta entrada fue publicada en Announcments. Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Jerónimo Pernías, arquitecto de Grigadale

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.